Gracias Por visitar mi blog!

Sos el turista número:

Ustedes:

¿Quieres contactarme? Mi facebook: Moi Bazán.

23 feb. 2013

Nothing else matters

Image and video hosting by TinyPic Ya no todo es tan fácil cómo solía parecerse antes. Las cosas han cambiado, las cosas han empeorado. Parezco y parece que siempre seré la oveja negra del rebaño  Jamás nadie se preocuparía por mí ni jamás nadie lo hizo. ¿Por qué si siempre he hecho las cosas mal justo ahora tienen que reprocharlo? Me siento sola, otra vez... y es que sinceramente trato de que mis palabras sean algo alegres o tengan un punto de motivación... aunque sea pequeño. Trato trato pero ya me cansé de tratar, me cansé de cerrar mis oídos y luchar, fingir ser fuerte. Ahora, ¿Dónde están esas personas que dijeron que siempre estarían, tanto en las buenas cómo en las malas? ¿Dónde están  Pues no las veo, no las escucho y simplemente mi cerebro ya no quiere recordar algún nombre o rostro. Simplemente todo ha sido producto de esta dulce amnesia que me hace sentir enferma pero libre, me hace sentir loca pero cuerda, me hace sentir sola. Simplemente me he dado cuenta que de verdad, estoy sola. Pero bueno, las cosas cambiarán, porque cómo ya mencioné, en la entrada anterior... solo venimos y solos nos vamos. Sinceramente mi mente se ha acostumbrado a todo, se ha acostumbrado a estar sola y ya no tengo miedo de nada ni de nadie, tan solo de mí. Soy mi compañera y me enemiga, soy quien me apuñala por detrás en los sueños y me abraza en los días, soy mi mejor amiga, soy mi todo, soy yo sola contra el mundo. Puede que suene egoísta pero no me interesa.
Los días se han vuelto humo en mi mente, no puedo ver con claridad ni respirar sin esfuerzo, no puedo sentir a nadie... está todo frio, siento una voz dentro mío que sale para representarse cómo alguien, quiere decirme algo... mi mente me está volviendo loca. ¿Es normal escuchar voces? no lo creo, no me interesa, no trataré nada con ningún especialista, estoy bien, sola siempre estaré bien. Quiero que todo vuelva a ser cómo lo era cuando era pequeña, dios, ¡EL MUNDO ME ADORABA, O AL MENOS FINGÍA ESO, Y LO AMABA!
Soy antisocial, le temo a la gente, sé cuanto son capaces de dañarme, pues ya lo han hecho y no pienso abrir más mi corazón para nadie, no pienso dejar que se aprovechen de mi. Le temo a las sombras, le temo a la oscuridad... odio las luces, temo lo que hay en ellas. No quiero que vean mi llanto, no pretendo que se den cuenta de mi tortura, de mi dolor. Odio gritar en silencio, pero por favor... no me escuchen. No lo hagan, se los ruego.
Sé que tal vez mañana todo estará bien, será una nueva oportunidad para que esta pesadilla cambie de neuronas, se convierta en realidad y sea un sueño cumplido. Seré el hada de mi muerte, seré el verdugo de mis esperanzas.

No hay comentarios: