Gracias Por visitar mi blog!

Sos el turista número:

Ustedes:

¿Quieres contactarme? Mi facebook: Moi Bazán.

2 feb. 2013

Desolación.

Desolación completa del alma, debería llamarse este estúpido capítulo en mi vida el cual no hace más que ocupar hojas y hojas... no ocupa más que días y días. Debería dormir... hace mucho tiempo no concilio el sueño y sin embargo sigo acá, escribiendo. Es todo pura mierda.... pero sé que mejorará.
No, no mejorará un carajo, estoy acá hace tiempo y veo cómo mi vida se va pasando y tumbando con otros problemas, frente mis ojos. ¡Es mi vida! pero nada puedo hacer, tampoco quiero vivirla. ¿Vivir? Eso es para cobardes que le temen a la muerte, ¿vivir? eso es para miedosos que le temen a lo desconocido... es para simples ciegos que no quieren ver más de lo que conocieron desde pequeños. Nadie mencionó que yo tenía miedo... pero de todas maneras, me harte. Estar así en este estado tan deplorable se asimila a no tenerte. Todo es tan espeluznante. Mi vida sin tí ha decaído y ya no quiero volver a estar cómo lo he estado antes, tirada, sin comer, sin vida, sin miedos. Todo esto es muy parecido a vivir contigo pero sin tí. Es llorar por alguien que seca mis lágrimar, es morir por la vidas. No tiene sentido alguno, estas palabras. A veces, me asombro de la estupidez humana, me asombro de mí misma. De todos los malditos errores que he cometido durante mi vida y me sigo levantando, ¿para que? para verme caer en un espejo lleno de recuerdos... ese espejo debería estar roto. No debería existir la memoria para las cosas malas... así tal vez algún día olvide todo lo malo, vuelva a caer y sería siempre "he caído por primera vez... mañana todo mejorará"... cuando sabemos perfectamente que en mi vida, en nuestra putrefacta vida real, no mejora y genera tumores malignos en el corazón. Tal vez así pueda amarte sin miedo a volver a caer y a tropezar y a lastimarme... así una y otra vez, cómo una cinta que nunca termina, cómo una canción sin autor... que nadie se hace cargo de ella pero tan solo es única. Tal vez así podría mirarte a los ojos y generar una leve pero sincera sonrisa la cual... quién dice, me enamoraría más de ti.
No quiero dar lástima, jamás quise eso... pero odio todo, odio... no mi vida, sino lo que estoy haciendo con ella. Estoy perdiendo el tiempo, mí tiempo, estoy derrochando oro, le estoy dando dinero a la muerte para que cada vez, mi condena aquí sea más corta y cuando el reloj agote su último ruido seco en el desierto, venga por mí, sin resignaciones, sin remordimientos... tan solo sinceridad a la consecuencia de mis actos. PERO TE LLEVARÉ CONMIGO, EN LA ETERNIDAD, JUNTOS ESTAREMOS.
¿Por qué ha de sucederme todo esto? Estar viva de esta manera... sin tí es cómo estar muerta, tener la condena ganada. Estar así es horrible. No puedo confiar en mis actos, sé que las palabras que generan mi boca son erróneas  no confío en nadie y ¿pretendes que confíe en tí? Pues sí, lo haré, sé que todo mañana mejorará y que será un día nuevo, las aves cantarán a mi favor, el viento me llevará y las hojas susurraran mi destino contra el aire. Mis pasos se revelan hasta el cielo y mis manos no son más que creadoras de arte plasmadas en hojas de papel. Mis ojos... no quieren ver, sé que no lo harán y SHIT no me importa, sé que puedo ver con el corazón, siempre traté de hacerlo y el ingenuo salió lastimado... tu lo has lastimado. Sé que me ayudarás, sé que me curarás a mí y a nuestro futuro. Es fácil... nuestro árbol cuyas hojas susurraban nuestro destino ha sido talado por tu engaño e indiferencia, pero ¡tranquilo! sé lo que se siente, he derribado muchos árboles, he sacado oxígeno a nuestro mundo, a nuestra pareja... pero tenemos pequeñas semillas que con el tiempo se harán más grandes que aquel árbol que ha sido derrumbado, yo sé que este nuevo fruto será más fuerte y nos hará fuertes.
El día de mañana todo mejorará, el día de mañana seremos felices, olvidaremos todo... tan solo queda dormir y entregarnos a la eternidad.