Gracias Por visitar mi blog!

Sos el turista número:

Ustedes:

¿Quieres contactarme? Mi facebook: Moi Bazán.

15 may. 2013

9 meses.

¿Cómo podes venir acá y hacer de cuenta que nunca me fallaste? 

Ya no sé en qué plano me encuentro, estoy demasiado confundida. Hace mucho no escribo. Creí no necesitarlo y tan solo tener que concentrarme en leer otros blogs... tan solo creí que podría ser feliz y es que lo soy pero, (Siempre hay peros en esta vida de porquería)... tan solo no lo sé. 
No sé tampoco por dónde empezar, hay tantas cosas que contar y tan pocos ánimos para escribir, mi pasión por la escritura se ha perdido una vez más y se encuentra vagando en mis ideas. He decidido preocuparme un poco más de mí, o al menos he aprendido eso. He aprendido a hacerme valer por mi misma, ¡Vamos! dependí mucho de otra persona por... 8 meses, hoy 9. Lo quiero mucho, es mi... todo pero a la vez ya no espero nada ni de él. Todos fallan y aunque lo quiera con toda mi alma, él suele fallar, como yo hasta me fallo a mí misma y a muchos pares.
Wow, estoy anticipándome mucho.
Volvamos en el tiempo, 22 de abril. Ya no recuerdo si hacía frío... no, no lo hacía. Ese día había salido un rato al mediodía, el día prestaba para eso, recuerdo haber estado toda la mañana preocupada por él, ningún mensaje, ni nada... y mucho menos hablar de alguna llamada, eso ya no existía en la relación ni creo que exista. Recuerdo haberme enojado por un tipo de cosas, ni valen ahora si las observo, típico enojo de niña. Simplemente quería hablar con él, pero soporté el no hablarle ni molestarlo. Aguanté toda la tarde hasta que llegué a casa, le hablé o me habló, ya ni recuerdo. Ya veníamos amagando el dejarnos, el... ya acabar con todo, aunque fuerte parecía pensando eso, el vivirlo fue devastador  murió todo su amor. Eran apróximadamente las... 19:00 hs creo, cuando todo acabó de manera rotunda. También recuerdo haberle dedicado y dado todo mi amor, sin más él lo despreció, era duro... era... demasiado doloroso el saber que la persona que hacía un día atrás te amaba, ya no te devuelva ninguna señal de afecto. Fue horroroso el saber que no pude tener el goce de verlo a los ojos y decirle "Hasta luego" y dar mi paso para retirarme. Fue espantoso el tener que terminar todo por una puta red social y fue... sinceramente... espeluznante el hecho de saber que no podría volver a tocar sus labios una vez más. Mis sollozas lágrimas y palabras no describían el dolor abrumador de mi corazón, lloré en el colegio a la mañana siguiente. Reía 2 minutos, lloraba 20. No estaba bien, para nada, hasta al recordar esos sentimientos me siento en agonía pura, en asfixia natural, me siento atrapada en mi mente, no quiero recordar eso ni mucho menos lo que sentí en aquel instante. 
Él mencionó haberse cansado de mis actitudes... pidió que cambie y sinceramente lo intenté... pero un cambio no se hace de un día para el otro si se pretende que sea verdadero y perdure en el tiempo. Sinceramente él no comprendió eso y se... cansó. De mis celos controladores, de mi obsesión por no perderlo y lamentablemente terminé perdiéndole. Yo por mi parte no pretendo quedarme atrás, también me cansé. Me cansé de su indiferencia hacia mi persona, me cansé también de mis actitudes hacia él, me cansé de amarlo tanto y sufrir a la par, me cansé de tanto sufrimiento junto. Fue parte de los dos, no lo niego. No sé cual fue peor, solamente sé que me dolió mucho. Al cabo de unos días me destrozó el saber que ya tenía otra chica, a la cual parecía que... la amaba. Me destrozó el simple hecho de que... 8 meses y más de supuesto "amor" haya sido tirado por la basura tan rápido, me abolió el corazón el saber que ya otra chica lo tenía, lo poseía, besaba sus labios y lamentablemente con más facilidad que yo. Me desanimó el pensar que todo lo que por él había hecho, en vano fue. Me desalentó el corazón totalmente. Me mezcló las ideas y me mareó al cerebro. Todo fue confusión sumado a un dolor incontrolable. 
Pasaron los días e intenté olvidarlo, hasta creí que lo había hecho, me importaba su bienestar porque el mío ya estaba completo sin él, o al menos eso engañaba la mente al corazón y la verdad, neuronas, las felicito, lo hicieron de maravilla. Pero sus palabras honestas pudieron más que la razón, el corazón boxeó a mi mente, me pudo. Lo vi y no puedo negar cuánto lo deseo y deseé. Tres meses sin estar con él ni sentir sus abrazos molestos y calurosos fue más de lo que pensé, aunque había aceptado verdaderamente su ida de mi vida y no me había dolido tanto, el tenerlo otra vez es un goce de Dioses, hoy me encuentro en la osadía del Olimpo junto su voz, ojos, labios. Me siento bien, completa tal vez.
Vuelvo a tenerlo, hoy nos damos la maravilla de cumplir 9 meses, más allá de los baches, son 9 meses de amor incondicional el uno hacia el otro. 

- Sé que esto es eterno, sé que lo haremos eterno. Tienes algo que no me deja ir de tu lado, quiero tenerte hasta que no haya un mañana y el ayer sea un mito, y ni sepamos que hoy estamos viviendo. Quiero poseerte infinitamente, sentimental y corporalmente. Quiero que seas mío. -








No hay comentarios: