Gracias Por visitar mi blog!

Sos el turista número:

Ustedes:

¿Quieres contactarme? Mi facebook: Moi Bazán.

28 ene. 2013

¿Qué harías si lo único que tienes, te decepciona? ¿Qué harías si el supuesto amor de tu vida, te hace daño? Dolor, es todo tan complejo. Es todo tan oscuro... no puedo ver ni mis propias manos por más cerca que las coloque de mis pupilas, ya mis ojos nos generan lágrimas, estoy completamente destruida  ya no soy la misma. No tengo ganas ni una puta voluntad de seguir, dolor... más martirio sentimental.
Te odio por haberme hecho eso, lo peor de todo, es que ibamos bien. Amor, ¿Tan caro es ser feliz? ¿Tan difícil es amar sin ser lastimado? ¿Tan difícil es ser buena persona, tan... complejo es entenderte? ¿Por qué? ¿A caso es poco el amor que trato de brindarte? No lo sé, me siento una escoria. ¿Tan difícil tiene que serlo todo? Tu sonrisa, tus ojos, tu mirada, tus besos, tus caricias... tu. Tan solo tu me ha y está destruyendo, ya no puedo ni respirar, mi vida no tiene sentido y duro que lo tenga, mi vida carece de ganas. ¿Ganas? Ganas eran las que tenía cuando estaba lejos de ti, ganas de rozar tu piel una vez más, ganas de tocar tus mejillas, de cerrar tus ojos y mencionar un susurro que diga "Siempre juntos". ¿Tan doloroso será el olvido? ¿Tan fuerte será el despido... y tan horrible será no tenerte en mis brazos?
Las marcas que dejaron tu indiferencia serán leyenda en mi piel. El dolor que dejaste en mi corazón será un tumor maligno mañana y la amnesia que quiero generar en mi cerebro, es una dulce morfina que no genera algún efecto. Es todo tan complejo, no te vayas... aún te amo, aunque pareciera que esta morfina tiene su efecto, sé que mañana te amaré menos que ayer y hoy es un leve limbo entre el cielo y la tierra. Hoy no es tan solo que un hueco donde esperaré aquí sentada, dejaré que mi vida, mi puta vida se pase... sin alguna razón o motivo para seguir. Dejaré todo, y algún día por alguna hoja afilada... plateada como una moneda, la cual traspasará un río lleno de agua roja, mi corazón dejará de latir. Dejaré de vivir, tan solo para no seguir con este puto martirio. Mi vida, mi corazón, mi destino estaba en tus manos y tan solo lo aplastaste con indiferencia, con estupidez  con otros labios, con alcohol. Dejaré que mi vida sea guiada por una leve brisa de verano, dejaré que las hojas susurren a mis oídos, dejaré que mi mente sea mi única amiga, y que mi corazón sea mi única debilidad. Dejaré todo, hasta algún día dejaré este maldito lugar, me iré lejos, y jamás me verás volver, es más... a partir de hoy, jamás me verás.
No quiero volver a verte, no quiero sentirte, no quiero tocarte y sé que si te veo, te golpearía tanto, te insultaría demasiado al punto del no responder de mí y dejar que mi ira me lleve hasta puntos jamás pensados. Es increíble todos los sentimientos que en mí despiertas, despiertas odio, rencor, furia, ira, desprecio, dolor, fatiga, indiferencia y desafortunadamente, sobre todo... despiertas amor. Es pensar en ti y sentir que estoy completa, que estoy realizada, que.... simplemente sentir felicidad.
¡PERO NO! La felicidad no existe, la felicidad no es un destino sino un viaje y simplemente me cansé de viajar, prefiero pararme en algún lugar desiértico y caer en un coma de abstinecia hacia tí, profundo. Quisiera olvidarte completamente. FUCK ¡ERAMOS FELICES! ¿Qué sucedió? ¿A caso fue mi culpa por creerte desde siempre? Ya no te quiero, ya no deseo tu piel ni tus labios, te odio.